Compartir

Roma es un destino idóneo para los amantes de la historia y el arte. Caminar por sus calles y sus monumentos es como viajar en el tiempo, cuando el Imperio Romano dominaba el mundo. Una ciudad tan rica en detalles, sin embargo, alberga muchos secretos o curiosidades que pudieran pasar desapercibidos para el turista demasiado apegado al Instagram.

A continuación, 13 de esas cosas que no quedan a la vista pero que enriquecerán tu próximo viaje a la capital del mundo antiguo:

Dome 382125 960 720

1. Roma era el nombre político del Estado, pero éste tenía otro nombre que se empleaba exclusivamente en ritos mistéricos: Amor. Por divulgar este nombre secreto, Valerio Sorano fue ejecutado, seguramente a través de la crucifixión, un castigo reservado habitualmente a los esclavos y no a los ciudadanos.

2. Varrón señaló que Roma se llamaba originalmente Septimontio (“Siete colinas”). Las colinas que suelen incluirse en este grupo son Aventio, Celio, Capitolio, Esquilino, Palatino, Quirinal y Viminal.

3. Los romanos dieron nombre a los cinco planetas conocidos por ellos: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno.

4. En el Museo Nazionale de Roma podéis contemplar un manuscrito con una trepidante historia a su alrededor, tal y como explica J. C. McKeown en su libro Gabinete de curiosidades romanas:

Durante la retirada de los alemanes de Italia en 1944, un destacamento de soldados de las SS intentó robar el manuscrito más autorizado de la Germania de Tácito, texto que describe a las tribus germánicas llevando una vida sencilla y noble, todavía no mancillada por la decadencia de Roma. El manuscrito se libró del expolio tras ser escondido por su dueño bajo el pavimento de la cocina de su castillo. Con todo, sus peripecias no acabaron ahí: en la inundación que devastó Florencia en 1966 quedó dañado.
Rome 1213549 960 720

5. Los romanos clásicos llegaron a pensar que llevar pantalones era una costumbre bárbara. Todavía en 397 d.C., el emperador Honorio prohibió que los hombres usaran pantalones en Roma.

6. En Roma hay trece obeliscos antiguos, ocho traídos de Egipto por Augusto y otros emperadores posteriores, y cinco tallados en la propia Roma. El obelisco situado en lo alto de la escalinata de la Plaza de España tiene una inscripción con jeroglíficos copiados con bastante descuido en época romana de los del obelisco que ahora se encuentra en Piazza del Popolo.

7. El Monte Testaccio, una colina artificial, cerca del Tíber, al sur del Aventino, tiene en la actualidad más de 30 metros de altura y bastante más de 800 metros de perímetro. Está compuesto casi en su totalidad de fragmentos de ánforas y otros recipientes de cerámico, desechados después de ser usados para importar aceite de oliva procedente del sur de España. El ánfora más antigua encontrada en la zona ha podido fecharse en el 144 a.C.

8. La desaparición de muchos de los grandes monumentos de la antigua Roma no la propició las hordas bárbaras, ni tampoco se debió a la acción de la naturaleza, sino que fue obra de los propios habitantes.

9. Plinio cuenta que el Tíber experimenta frecuentes y repentinas subidas de nivel acompañadas de inundaciones más en la propia Roma que en cualquier otro lugar de su curso. Estas catástrofes siguieron produciéndose hasta que el río fue canalizado a finales del siglo XIX, aunque ya en la Antigüedad se había desarrollado la tecnología necesaria para construir barreras eficaces contra las inundaciones.

10. El Vaticano es el país más pequeño del mundo, con una población de 900 habitantes y una extensión de apenas 44 hectáreas. Y más cosas: es el único país que tiene el latín como lengua, la edad más baja para el consentimiento sexual de Europa.

11. Giolitti es la heladería más antigua de la ciudad, abierta desde 1890. Se ha convertido en la proveedora oficial del Vaticano, incluso crearon el sabor marron glacé (castaña confitada) para Juan Pablo II.

Roma Boca De La Verdad

12. En lugar de ROMA, verás SPQR por todo el lugar. Las siglas SPQR es una frase latina que significa “gente del Senado y de Roma.” En tiempos de los romanos antiguos, esto representaba el gobierno de todo el Imperio Romano.

13. La “Boca de la Verdad”, que supuestamente corta la mano de cualquier persona que dice una mentira, probablemente era una tapa de alcantarilla en la antigua Roma.

Imágenes | Pixabay

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here